¡Ole la publicidad que te encoge el corazón!

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bien sabe todo el que me conoce que soy un activo militante antibutbolero, y que siempre aprovecho las grandes citas futbolísticas…para ir a cenar al sitio que más me apetezca sin reservar o para disfrutar de un teatro sin problemas de colas. Así que no soy sospechoso de tener pasión por un deporte que, si en mi infancia me encantó, hoy me es bastante indiferente, salvo en algunas ocasiones (no me apedreéis, joder, que también tengo otras cosas…).

Hoy he amanecido con un placer de 1 minuto que me ha encogido el corazón: el nuevo anuncio del Atlético de Madrid, que me ha puesto los pelos de punta las dos veces que lo he visto. Aquí lo tenéis:

Lo curioso es que todos los años consiguen emocionarme, y eso creo que es un valor que, en publicidad, no tiene precio. Si la esencia del Atleti es no ser un grande, creo que han adoptado desde hace años una estrategia que les encaja a la perfección y, paradójicamente, les hace muy grandes. Desde su modestia de medios en comparación con los Real Madrid o Barças de turno, una creatividad como esta, capaz de ponerte un nudo en la garganta, consigue que con mucho menos presupuesto, el anuncio circule por todas partes con el apoyo explícito de quien se siente tocado -como aquí, por ejemplo-, y deja de ser publicidad para volverse comunicación.

Quiero decir que aun siendo un anuncio, el receptor baja la guardia y asume la pieza publicitaria más desde su esencia cultural que desde su lado comercial, y así se borran los filtros que hacen que la publicidad se separe de la comunicación. Por eso, cada vez que un anuncio así llega a provocar emoción, los medios de comunicación se olvidan de todo y lo llevan a portada, como ha vuelto a pasar hoy en muchos diarios digitales.

Bienvenida sea la buena creatividad, y más si encima crea conciencia social.

Aquí tenéis el anuncio del año pasado, que también era conmovedor:

Pablo Herreros

Pablo es periodista y bloguero. En sus ratos libres trabaja como socio-director de Goodwill Comunicación, empresa que no se libra de él desde 1994. Activista perdido, él cree que El poder es de las personas -hasta escribió un libro con ese título- y cuando sea mayor aspira a escaparse a bailar flamenco y a volver más veces a su querida Nueva York.

3 Comentarios

  1. Avatar
    Abilio agosto 01, 2008

    No se puede tener todo lo bueno de la vida.
    Alguno somos del ATLETI

    Responder
  2. Avatar
    rebeca agosto 05, 2008

    No lo habia visto y es cierto que consigue emocionar.Publicidad como esta te hace pensar y merece la pena verla.
    Fdo.: Una de la Real Sociedad.

    Responder
  3. Avatar
    njimenez79 agosto 15, 2008

    Los del Atleti, ganar, no ganaremos, pero a corazón no perdemos nunca.

    Responder

responder

Tu correo electrónico no será visible. Los campos requeridos están marcados*

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies. + info, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies