El PP se da cuenta de que ‘estiman’ a los catalanes. ¿Ahora…?

Después de años haciendo crecer el problema y de una campaña en la que solo han reñido y amenazado con el infierno si hay independencia, el PP descubre que puede usar el camino emocional y que quieren a los catalanes. A buenas horas, mangas verdes…

Tiempo de lectura: 3 minutos

Units guanyem, dice el vídeo de arriba con todos los pesos pesados del PP chapurreando catalán. Y aparece Rajoy al final, con unos segundos que dan más miedo que Raphael en el final del anuncio de la Lotería. El Partido Popular se ha dado cuenta de que ellos quieren a Catalunya. La estiman, como de forma tan bonita se dice querer en catalán. La pena es que el PP se dé cuenta justo el último día de campaña. Con lo que se podían haber querido con los catalanes…

Rajoy, ese maestro de coger al toro por los cuernos, lleva no se sabe cuántos días con el ceño fruncido, los brazos en jarras y la voz de regañar, diciendo que hace campaña cuando en realidad está riñendo al hijo catalán. Si sales por la noche, te van a rajar en una esquina y te van a dejar sin blanca. Si te empeñas en ir sin nosotros, un camión te aplastará y el hombre del saco te cortará en lonchas finas y en taquitos para fondue. Ni butifarra se va a poder hacer contigo…

Y después de tanto regañar, de pedirle a todas las visitas que pasan por casa, que le digan a su hijo catalán que va hecho un pintas y que así no puede seguir, deciden apelar a lo emocional. El último día. Cuando el hijo ya está hasta ahí de que los bancos de españa y hasta el sursuncorda lo riña cuando lo ve bajar por la escalera con esa vida que lleva. ¡Os vais a matar!, les dicen todos al pasar…

Y para colmo, el vídeo lo destrozan con un eslogan final de guerra que invalida todo lo que dicen en catalán los dirigentes: Plantem cara. Hace diez días me decía mi amiga Carmen Gayo, una gran comunicadora que, como yo, es madrileña y aprecia y admira Cataluña y a los catalanes: “No puedo creer que nadie haya apelado al cariño que tenemos a los catalanes. Me da muchísima pena que se puedan llegar a ir. Me dan ganas de salir a decirles a todos que los queremos, que si se van nos cortan un brazo. Alguien tiene que hacerlo en nombre de todos los españoles. Eso es lo que siento”.

Carmen, como yo, no entiende que todo se enfoque hacia lo punitivo, hacia prohibir. Después de hacer crecer con su omisión y su acción el sentimiento independentista más que nadie, Rajoy ha impuesto a su partido -que tampoco tienen excusa porque debían haberlo rechazado de plano- el estúpido camino de reñir al hijo díscolo y amenazarle con que el cielo se hundirá sobre sus cabezas.

Le falta al Presidente un hijo adolescente que le enseñe que si solo separas y solo le echas bronca con cada cosa, el hijo deja de escuchar al padre desde el primer momento. Dilapidó su capacidad de influir en él con una irresponsabilidad y una falta de sentido común que asusta. Ese es el señor que tenemos al frente de un país entero. No me extraña nada que su partido vaya a obtener un resultado penoso en esas elecciones; pero siento que su insensata postura nos arrastre a todos y haga mayor el problema.

¿Cómo puede haber perdido el PP el balón de hablar de la corrupta gestión de Cataluña de quienes se presentan como futuro país? ¿Cómo puede haber desperdiciado el tiro por la escuadra de recordar lo que Pujol ens roba y que Mas es su heredero? Ah…¡ya caigo! Porque el relato de la corrupción no les viene bien a los del PP; estoy tonto…

Me duele y me da pena qué vaya a pasar mañana con Cataluña. Por más que no tengan mayoría los independentistas, el daño que han hecho unos y otros a esa región y a España entera es ya difícil de revertir. Si se vuelve a la sensatez, la herida tardará en curar. La torpeza de Mariano Sin Asesores Rajoy no conoce límites. ¿Y la europea…?

PD: bonus track. El vídeo del PP tiene los anuncios activados. A mí me ha salido el Príncipe. ¿Será que con tanto sobre se han quedado sin dinero para las Generales…o es que no saben desactivarlos?

Captura de pantalla 2015-09-26 a las 10.21.42

Pablo Herreros

Pablo es periodista y bloguero. En sus ratos libres trabaja como socio-director de Goodwill Comunicación, empresa que no se libra de él desde 1994. Activista perdido, él cree que El poder es de las personas -hasta escribió un libro con ese título- y cuando sea mayor aspira a escaparse a bailar flamenco y a volver más veces a su querida Nueva York.

1 Comentario

  1. Avatar
    Ignacio Romero Laviña Septiembre 26, 2015

    Ella em va estimar tant…
    Jo me l’estimo ancara
    (…) La vaig perdre i mai més
    he tornat a trobar-la

    Responder

responder

Tu correo electrónico no será visible. Los campos requeridos están marcados*

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies. + info, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR