La DGT aprovecha la fiebre de clicar en noticias tontas para hacer algo muy bueno

Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuando un anuncio de Tráfico te deja un nudo en la garganta, es que algo de ti se remueve. Si no has visto el que encabeza este post, hazlo y luego sigue leyendo. La Dirección General de Tráfico (DGT) lleva muchos años haciendo muy bien su trabajo para mejorar la sociedad. Y esta campaña de publicidad de “Los objetos más caros del mundo” es otra muestra de ello.

Desde el punto de vista de la comunicación, ¿qué hay de bueno en este sobrecogedor anuncio? Primero, convierte una tragedia -un accidente grave de circulación- en algo muy tangible, pues te da la visión de todo lo que se pierde cuando te despistas al volante. Te hace consciente de qué cantidad de personas ven sus vidas rotas y de cuáles son los costes materiales y emocionales para quienes tendrán que socorrerte si te despistas.

Otro acierto de la DGT es que engancha al espectador por el cuello y lo lleva a pulsar en el anuncio con un reclamo brutal y muy propio de estos tiempos de locura por hacer clic en las noticias tontas. “Las gafas de sol más caras del mundo“, te dicen. Y ¡zas! Ya has pinchado para ver por qué son tan caras

Captura de pantalla 2015-07-03 a las 11.07.15

Es de esperar que vengan otros vídeos similares (con otros objetos como el móvil, etc) en próximas semanas, para impactarnos y hacernos reflexionar en estos días previos a las vacaciones. Chapeau por la DGT y por Ogilvy, su agencia. La DGT es una de las poquísimas instituciones públicas que no ha sufrido la falta de sentido de Estado de los viejos partidos políticos. PP y PSOE se han peleado para borrar la ley de educación del partido contrario, para tirar por la borda catorce mil cosas del Gobierno que les precedía, y hasta han politizado cosas tan vitales como la Justicia.

Todo por interés propio…pero por suerte, han dejado que la DGT sea dirigida con criterios técnicos. Y eso ha hecho que cada año tengamos menos accidentes y menos muertos que años anteriores. Siguen siendo muchos, siempre son muchos cuando muere una sola persona. Pero iremos a menos con campañas tan buenas como esta, que calan en nuestra conciencia y hacen que ganemos tiempo hasta que llegue la conducción automática, siguiente paso para perfeccionar el tráfico el día que se desarrolle. Mientras Google trabaja, ¡comparte este post y haz que más gente vea la campaña! #LasGafasMasCarasDelMundo.

Este post fue publicado originalmente en el blog de Goodwill, donde hay muchos artículos de la gente de nuestro equipo, que escribe cosas muy chulas: ¡Suscríbete!

Pablo Herreros

Pablo es periodista y bloguero. En sus ratos libres trabaja como socio-director de Goodwill Comunicación, empresa que no se libra de él desde 1994. Activista perdido, él cree que El poder es de las personas -hasta escribió un libro con ese título- y cuando sea mayor aspira a escaparse a bailar flamenco y a volver más veces a su querida Nueva York.

2 Comentarios

  1. Avatar
    Ignacio Romero Laviña julio 07, 2015

    El anuncio es bueno, echo de menos a Clarence, llegando a recomponer el desaguisado. Aquí la DGT viene usando de antiguo métodos persuasivos hasta en los anuncios electrónicos de las carreteras. Serà que el santo temor a la ley no ha calado por aquí y necesitamos ser persuadidos. En otras latitudes los carteles simplemente rezan: BUCKLE UP, IT’S THE LAW.

    Responder

responder

Tu correo electrónico no será visible. Los campos requeridos están marcados*

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies. + info, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies