Pablo Herreros

Pablo es periodista y bloguero. En sus ratos libres trabaja como socio-director de Goodwill Comunicación, empresa que no se libra de él desde 1994. Activista perdido, él cree que El poder es de las personas -hasta escribió un libro con ese título- y cuando sea mayor aspira a escaparse a bailar flamenco y a volver más veces a su querida Nueva York.

11 Comentarios

  1. Avatar
    Fernando Tellado enero 09, 2015

    Hola Pablo, estoy contigo en que el análisis que se ha hecho de esta granja es fantástico, de lo mejor que he visto, así como tus impresiones y consejos sobre el caso concreto.

    Yo además apuntaría algo más: el efecto que este tipo de maniobras fraudulentas provocan en la percepción del medio digital social, mostrando sus debilidades, pues lo gordo de esto es que el efecto que consiguieron fue real, modificaron al alza decenas de índices de reputación del candidato, y desvirtúan la capacidad y poder real de los medios sociales, convirtiéndolos en meros campos de juego digital matemáticos donde no importan lo social – las personas – sino los cálculos de impacto y notoriedad inmediata.Lo pervierten todo, y denostan el buen y serio trabajo de los profesionales que tratamos de dignificar y profesionalizar la comunicación digital.

    Un abrazo

    Responder
    • Avatar
      Pablo Herreros enero 09, 2015

      Hola, Fernando! Sí, coincido en casi todo contigo pero no creo que sea tanta la influencia real como la matemática, esa que solo sirve de cara a la galería. Obviamente se lleva titulares: “Fulano, el candidato más seguido”; “Mengano, el más retuiteado”. Pero a la hora de la verdad, la poca incidencia positiva que pueda dejar ese poso de números falsos es batida por el aluvión de impactos negativos asociados al hecho de haber engañado y haber comprado falsa influencia. En otras palabras: la influencia real aplasta a la impostada. No pueden conseguir que personajes con 100.000 seguidores y mucha credibilidad les hagan un retuit, cosa que sí consiguen de forma natural otros. Y eso es lo que de verdad aporta valor: que alguien creído y apreciado en la Red sea portador de tu mensaje. Lo demás, como bien sabes tú, son zarandajas 😉

      Responder
  2. Avatar
    Manuel enero 09, 2015

    Pablo, como siempre muy acertado en tus apreciaciones,pero desgraciadamente son muchos los que lo usan esa forma de darse a conocer

    Hasta creo que muchas de las veces las meteduras de pata que hacen,las hacen para que la gente hable de ello,y de alguna forma influenciar en la opinión del pueblo.

    Creo que tanto lo positivo, como lo negativo el fin es el mismo, el caso es que se hable de ellos.

    Responder
  3. Avatar
    Carlos enero 09, 2015

    Pablo, todo indica a que es una red privada montada por José Cepeda, del PSM, para autopromoción y hacer favores a otros en la red. No es la primera vez que pillan a Cepeda haciendo trampas y chapuzas.

    El equipo de redes del PSOE no tiene nada que ver con esa clase de prácticas, entre otras cosas, porque les tocó sufrirlas. Especialmente a las botnets de Alejandro de Pedro.

    Responder
    • Avatar
      Pablo Herreros enero 09, 2015

      Coincido con tus impresiones, Carlos, pero no quise concluir eso sin pruebas. Y sí, recuerdo lo de las botnets de Alejandro de Pedro. Se me olvidó citarlo en el post. Aquí queda reflejado. Si encuentras un buen enlace que resuma aquello -no lo encuentro- ponlo para recocijo de los lectores, please. Muchas gracias 😉

      Responder
  4. Avatar
    Marina Brocca- enero 09, 2015

    Estamos hablando del viejo oficio de las apariencias que empasta muy bien con un crítico estado de estupidez generalizado. Y digo esto, porque en lugar de instrumentar las redes a nuestro favor para propiciar una mejor comunicación con nuestra audiencia y poder transmitirle nuestro engagement, muchos piensan que las redes solo están para el autobombo y comprar una notoriedad que no son capaces de conseguir por mérito propio.
    Final del cuento: el mensaje, como bien señalas, es contraproducente: solo logran transmitir la falta de talento propio para tener seguidores genuinos.
    El gen del problema radica en la creencia popular que es mas eficaz la cantidad que la calidad.
    Desgraciadamente en el mundo del Social Media, está lleno de pícaros, de vende humos , que socavan la confianza de los usuarios en las redes.

    Responder
  5. Avatar
    Albarinho enero 10, 2015

    Fernando, Pablo, está muy bien el análisis, pero sabéis perfectamente que esto no tiene ningún sentido para Sánchez. No gana nada teniendo 200 RT en lugar de 150 por tweet. Es evidente que no tiene sentido que tire piedras contra su propio tejado. Y lo sabéis porque conocéis las redes.

    Responder
  6. Avatar
    Albarinho enero 10, 2015

    Y por cierto, si sabes como dices en un comentario que esto es cosa de un particular, no está bien que critiques al PSOE en la noticia. Deslizas que es cosa de Sánchez y de su equipo cuando tú mismo reconoces ahora que sospechas que no lo es. Eso no está bien. Y lo sabes jajajaja

    Responder
  7. Avatar
    marketing abogados enero 27, 2015

    Muchas gracias por este artículo, la verdad es que leyéndolo no puedo sino extrañarme como cada vez que un sector está avanzando en esto de las nuevas tecnologías, es más fácil encontrar la trampa. Yo pertenezco al sector jurídico donde estos temas no están tan avanzados, lo cual ya no se si es bueno o es malo, 😉
    Un abrazo

    Responder

responder

Tu correo electrónico no será visible. Los campos requeridos están marcados*

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies. + info, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies