Suerte con la mani de hoy, ‘demócratas’

Tiempo de lectura: 3 minutos

Una manifestación es pura comunicación. Se hace para comunicar algo con lo que no estás de acuerdo. Normalmente, algo que los convocantes creen profundamente injusto, contrario a la ley o a la ética. Por eso es crucial qué comuniques al convocar la protesta, pues es el anuncio que llama a las personas a sentirse implicadas para moverse a salir a la calle.

Cuando el otro día vi el lema de la manifestación de hoy, me pareció que se les había ido la olla: “Ante la mafia, democracia“. La alusión era obvia: a todos los diputados del PP y del PSOE por permitir, unos con su voto a favor y otros con la abstención –mierda, dije la palabra prohibida-, que Rajoy vuelva a ser presidente del Gobierno.

Lo siguiente que vi fue que Izquierda Unida retuiteó semejante mensaje, lo cual es indigno de un partido en democracia:

“Solo el pueblo salva al pueblo”. Les falta darnos una lista de quiénes son pueblo y quiénes no. Porque parece que se sienten capaces de hacerlo. Y que yo sepa, el pueblo ya votó, pero igual me estoy liando…

Hace días dijeron Alberto Garzón y Pablo Iglesias que irían a saludar a los convocados, y ayer llegó el remate: un cartel convocante en el que esa mafia se ilustra con un Rajoy con sombrero de mafioso y pistola humeante, y Susana Díaz y Felipe González también ataviados con su pistola. Sutil forma de llamarlos a todos asesinos. Bien, todo muy democrático. Al rey Felipe no se atrevieron a ponerle pistola, pero sí lo metieron en el cartel como parte de esa mafia.

Me llama la atención, por cierto, que no incluyeran a Albert Rivera por votar a favor del PP, pues en esa lógica suya, debe de ser parte de la mafia (quizá lo excluyeron porque a nivel comunicativo es más difícil rebatir que ese voto a favor sea a cambio de 150 mejoras que el PP ha pactado con Ciudadanos). El mensaje simplista de “PSOE no obtiene nada pero se abstiene, luego es parte de la mafia”, es más sencillo de que cale que si pones también a Cs.

Se puede estar en desacuerdo con que un tipo con el bagaje penoso de Rajoy vuelva a ser presidente -es mi mi caso, por no ir muy lejos-; se puede tener desilusión de que los tuyos no gobiernen. Bien. Pero ¿montar una manifestación contra la aritmética parlamentaria e insinuar que los dirigentes de PP y PSOE son asesinos? Esta gente se olvida de un detalle quizá para ellos menor: a todos esos diputados los hemos elegido los españoles. Sí, a muchos nos gustaría otra salida, ¿y por eso es legítimo montar una manifestación contra un pleno democrático de nuestros representantes?

La manifestación es una pataleta de mal perdedor. Y un error absoluto desde el punto de vista de la comunicación. El colmo es que algunos dirigentes de Podemos se vayan a acercar a saludar a los congregados afuera de Congreso, mientras nuestros representantes debaten y votan dentro la formación de un nuevo gobierno. La libertad de expresión ampara muchas cosas, pero no se puede tolerar -y menos aún, apoyar- que nadie llame a un representante público asesino.

Miles de españoles sí se jugaron la vida en el franquismo, y a muchísimos los quisieron asesinar –mi padre, uno de tantos-, por lo que hoy es obsceno que haya quien se crea con el derecho a cuestionar la esencia misma de la democracia. Para los convocantes, ¿qué es legítimo? ¿Solo que ganen los suyos y el presidente lo elijan entre ellos?

Es gracioso que precisamente tengan libertad de expresión gracias a que tenemos democracia. Ese es el sinsentido de quienes llaman a manifestarse con un lema y un cartel que ofenden a cualquier demócrata. Si Rajoy es presidente, me llevo el Scattergories. Pues mucha suerte con la mani, ‘demócratas‘ ;).

Pablo Herreros

Pablo es periodista y bloguero. En sus ratos libres trabaja como socio-director de Goodwill Comunicación, empresa que no se libra de él desde 1994. Activista perdido, él cree que El poder es de las personas -hasta escribió un libro con ese título- y cuando sea mayor aspira a escaparse a bailar flamenco y a volver más veces a su querida Nueva York.

2 Comentarios

  1. Avatar
    Fernando Urruticoechea octubre 29, 2016

    Amigo Pablo, hoy estoy en total desacuerdo con tu opinión, ya que no hay nada democrático en elegir a un indecente de un partido que tendría que estar ilegalizado según la CE y que será elegido gracias a un golpe palaciego en el PSOE y gracias al incumplimiento del programa de C’s al que siempre escuche que nunca votarían a Rajoy.
    Soy de los que piensan que siempre hay belleza en la rebelión.
    Un abrazo
    Fernando

    Responder
  2. Avatar
    Rafa A. Gómez octubre 29, 2016

    La rebelión por la rebelión tiene tanta belleza intelectual como cualquier redundancia y el valor discursivo de la frase de aquel gran filósofo “fútbol es fútbol”. Por encima de las consignas tenemos la capacidad del pensamiento creativo y el desarrollo que haces en este post Pablo sí me parece de una belleza intelectual digna de ser leída, independientemente de la posición política del lector.
    Gracias por aportar luz en esta España nuestra de hooliganismo político y sumisión del pensamiento al slogan convenientemente empaquetado por el político radical de turno, tanto de un lado como del otro.
    Abrazo
    Rafa

    Responder

responder

Tu correo electrónico no será visible. Los campos requeridos están marcados*

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies. + info, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies