¿Deben emitir las televisiones vídeos de locuras al volante?