«El directivo déspota es un animal herido de muerte»: entrevista en diarios regionales