Los principios también se esconden en los detalles: adiós al 902 de Air Europa
La marcha del director de Pepephone a Globalia demuestra el triunfo de la ética