Nestlé cierra bien una crisis de reputación que ahora se le abre a otras marcas y a @JPelirrojo