Cuerdas que unen y anuncios que reconfortan