Crisis de reputación: Renfe transforma una gran idea en un absurdo viaje al pasado
¡Paren las máquinas, Renfe monta un blog!
Querida empresa: no des la espalda a la web 2.0
Renfe.es: qué difícil es comprar billetes de tren